• 911 336 928
15 junio, 2017 customertop

Los diez mandamientos de un buen comercial

Como en todas las situaciones de la vida, en ocasiones, nos olvidamos o perdemos de vista lo más básico dejándonos llevar por el día a día. Y, en ocasiones, está bien pararse y reforzar puntos importantes para tener éxito en nuestro trabajo.
A continuación compartimos contigo los puntos principales para ser un buen comercial:
1.    Conocer bien el sector en el que trabajas. Es importante saber cómo funciona, qué tipo de clientes tiene, cuáles son sus necesidades, los inconvenientes que tiene el usuario para conseguir ese servicio o producto y saber cómo ayudarle a conseguirlo.
2.   Rebaja la insistencia con el cliente: preséntate y ten una actitud cercana, no seas pesado o seas demasiado insistente. Hay ciertos perfiles de comerciales que usan el atosigamiento como técnica y no suele ser buena estrategia. 

3.    Pregunta y comprende al usuario: la empatía es una técnica mucho más eficaz y te reportará mejores resultados. Es necesario conocer al cliente, entenderle y ayudarle, lleva tus conversaciones con él por ese sendero.
4.     En el equilibrio está la virtud: tu actitud debe ser la correcta, no por hablar mucho o ser muy lanzado, tendrás mejores resultados. Lo contrario, tampoco es bueno.
5.     Escucha, sugiere y aporta, eres un profesional: analiza lo que te dice el cliente y aporta tu solución, producto o servicio ayudando al usuario. Siempre que lo pida o que te de la autorización para hacerlo.
6.  Sé transparente: no omitas información y explica todo al cliente. Esto te aportará credibilidad. Pero ojo, estructura lo que vas a contar y cómo para no perjudicar la venta.
7. Muestra interés por tus clientes: si escuchas a tus clientes, podrás adelantarte a sus necesidades.
8. No prometas lo que no puedas cumplir: ser sincero y transparente no quiere decir que nos comprometamos a algo que sabemos que no podemos cumplir o que nuestro servicio o producto no puede ofrecer.
9.    Escucha a tu cliente y saca conclusiones: ya hemos repetido en varias ocasiones que debes escuchar a tu cliente, demos un paso más. Analiza toda la gestión y sus respuestas, saca conclusiones. Esto servirá para mejorar tu trabajo y ser más profesional.

10.Fideliza a tu cliente: a veces las pequeñas cosas son las que más se tienen en cuenta. Ten detalles con tu cliente para conseguir fidelizarle.

Todo lo anterior será un trabajo a corto, medio y largo plazo, que mejorará tu relación con los clientes y tu posición profesional dentro de tu trabajo. ¡No dejes de ponerlo en práctica!