• 911 336 928
11 agosto, 2018 customertop

Cómo enamorar con tu Elevator pitch

Tras una larga reunión de trabajo, te diriges al ascensor y te encuentras con Bill Gates. Es la oportunidad perfecta para promover tu empresa, producto y/o servicio a uno de los empresarios más importantes del mundo.


Solo cuentas con tu ingenio, tu capacidad comercial y el tiempo que dura el trayecto en el ascensor. ¿Vas a dejar pasar esta fantástica oportunidad de negocio? Cabe destacar que dependiendo de la planta de partida, y planta de destino, tienes alrededor de unos 30-60 segundos para convencer al Sr. Gates.

A raíz de este escenario hipotético nace el concepto del “elevator pitch” (discurso de ascensor).



¿Qué es un “elevator pitch”?

El “elevator pitch” es una herramienta comercial muy eficaz en forma de un discurso preconcebido, conciso y persuasivo sobre tu empresa, organización, producto o servicio, cuya finalidad es generar interés en posibles clientes, inversores o partners.

Se trata de sintetizar, en unos 30-60 segundos, la importancia y el valor añadido de tu negocio y así conseguir una futura reunión con tu cliente potencial. Por lo tanto, tu discurso, o “pitch”, debe reflejar profesionalidad, personalidad y pasión por tu proyecto de negocio, a la vez que promueve la comunicación con tu interlocutor y despierta curiosidad por lo que tienes que ofrecer.

¿Por qué hacer un elevator pitch?

La sociedad en la que vivimos – caracterizada por un ritmo de vida acelerado, una comunicación inmediata y una cultura globalizada – ofrece oportunidades de negocios ilimitadas. Tan solo tienes que adaptar tu estrategia comercial para identificar y abordar a posibles clientes, inversores o partners. Todo esto convierte al “elevator pitch” en la plataforma comercial ideal, ya que trasciende más allá de su uso “literal”.

De hecho, puedes emplear esta potente herramienta comercial en cualquier situación. Tanto a nivel profesional, como en un evento de networking; o incluso a nivel personal, en un cena entre amigos, por ejemplo.

La realidad es que nunca sabes cuándo, cómo o dónde te encontrarás con un cliente potencial interesado en tu negocio. Y el “elevator pitch” es la respuesta a la pregunta cotidiana: “¿A qué te dedicas? / ¿En qué trabajas?, dando pie a la oportunidad perfecta para promover a tu empresa, negocio o hasta tu marca profesional, de una manera natural, cercana y no intrusiva, mientras conectas con tu público objetivo.




Claves para hacer un buen elevator pitch

Desde CustomerTop hemos elaborado una lista de consejos para ayudarte a perfeccionar tu “elevator pitch” comercial.

1. ¿Cuál es tu objetivo?: sí, puede parecer muy obvio. Pero, la causa principal de un ineficaz “pitch” es la falta de claridad a la hora de definir el objetivo principal del mismo: ¿Buscas promover la nueva gama de productos que tu empresa va a lanzar este otoño? Quizás quieres dar a conocer el alto nivel de servicio al cliente que ofrecéis, o simplemente promover tu marca profesional. Antes de todo, debes definir el objetivo principal de tu “elevator pitch”.

2. Identifica el problema correcto, el problema que realmente afecta a tu público objetivo y a su mercado de interés. Realiza una pregunta retórica para establecer una conexión emocional con tu cliente potencial.

Por ejemplo: “¿Sabías que se estima que para el 2020, el 75% de la fuerza laboral, estará constituida por millennials?  Ha llegado el momento de que las empresas empiecen a “invertir” en esta generación, ¿no lo cree?

3. Presenta la solución: ha llegado el momento estelar. Explica brevemente a qué te dedicas, y cómo tu empresa y sus productos / servicios resuelven el problema que has presentado en forma de pregunta retórica. Punto extra si estableces una relación con una empresa / marca referente del mercado.

“Soy ejecutivo comercial en una nueva red social profesional que conecta a profesionales millennials con empresas a nivel internacional. Nos han definido como el LinkedIn multigeneracional.”

4. Ventaja competitiva. Es importante dar a conocer el valor diferencial que te separa de la competencia y los beneficios que ofrecen al público objetivo.

Siguiendo nuestro ejemplo hipotético: “Hemos diseñado nuestro propio algoritmo de compatibilidad profesional que conecta al candidato millennial con su trabajo de ensueño. De esta manera, facilitamos el proceso de búsqueda de trabajo para el candidato, y la búsqueda de profesional millenial para la empresa.”

5. Call to action. El objetivo final de un “elevator pitch” es conseguir una reunión posterior con tu interlocutor y así ampliar información sobre tu propuesta de negocio. Por consiguiente, es necesario presentar “una llamada a la acción” concreta y directa.

“La semana que viene presentaremos nuestra red social profesional en una conferencia sobre el mundo laboral online. Es una gran oportunidad para ampliar información sobre nuestra plataforma, conocer a nuestro equipo y responder a cualquier pregunta que pueda tener. Tengo dos entradas, una de ellas con su nombre. ”

6. Escribe como hablas. Mientras elaboras tu “elevator pitch” debes tomar en cuenta que se trata de un discurso que no solo debe informar, sino también promover una conversación orgánica, y natural, con tu cliente potencial.

7. Ensaya, ensaya y… ensaya… Durante tu “pitch”  tienes que ser lo más natural posible, a la vez que transmites seguridad y confianza. Practica hasta que seas capaz de presentar tu “discurso” de una forma convincente en cualquier tipo de situación profesional o personal. Debes estar preparado para “vender” tu “elevator pitch” en todo momento, en todas partes.

Elevator pitch: Ejemplos.

¿Quién dice que del cine no se puede aprender? Os dejamos ejemplos que reúnen las características principales de un buen “elevator pitch”… ejemplos de película…

En Búsqueda de la Felicidad: https://youtu.be/4EC3mvmf9fc