• 911 336 928
1 noviembre, 2018 customertop


Cómo han cambiado las entrevistas de trabajo

Las formas de seleccionar a los candidatos que se llevan a cabo en gran parte de las empresas de ventas han ido cambiando de forma paralela a los avances tecnológicos y a las nuevas formas de trabajar en los departamentos de recursos humanos. No es necesario remontarse muchos años atrás para ver los procesos de selección de personal como una evaluación de talento, perfiles o candidatos según lo que un currículum indicaba sobre las experiencias y los estudios expuestos realizados por cada candidato.



Lo cierto es que la forma en la que realizamos los procesos de reclutamiento ha cambiado y, como resultado de este cambio, también se han modificado las estrategias de contratación. Ya no sólo se consideran importantes los aspectos relacionados con la formación adquirida por el candidato ni la experiencia laboral que pueda aportar. Hoy en día también tenemos en cuenta las aptitudes personales y, además, la forma de ser en relación con las características de la propia empresa, aspectos importantes del puesto de trabajo al que opta e incluso la proyección de futuro que pueda tener dentro de nuestra empresa.



Estos son algunos de los aspectos que tenemos en cuenta para que la contratación sea un aspecto estratégico dentro de la empresa y para que sea un proceso eficaz con los mejores resultados. El entorno de trabajo está evolucionando cada vez más hacia la formación continua, y, en muchas ocasiones, autodidacta.



Es necesario que destaquemos que el cambio en la forma en la que se realiza la contratación y la selección de los empleados ha cambiado de una descripción generalizada y superficial a una concreta e individualizada. Cada uno de nosotros tenemos características que nos diferencian de los demás y contamos con competencias y habilidades que debemos potenciar. Hacen que llevemos a cabo, de una forma u otra, tareas y acciones.



Las personas que están inmersas en el mundo laboral coinciden en que la motivación de una persona en su puesto de trabajo puede conseguir que el número de ventas aumente gracias a que desempeña su rol de una forma más eficaz, frente a otra persona que, a pesar de tener todos los conocimientos técnicos necesarios en el puesto, carece de cualquier tipo de motivación. Obviamente esto no ocurre en todos los puestos, pero sí indica que las personas son más productivas en nuestra empresa cuando hay otros factores externos motivantes aparte de la experiencia y la formación.






Competencias y habilidades en la Estrategia de Contratación

Las competencias y las habilidades son uno de los factores más importantes a la hora de conseguir una contratación eficaz, pues nos hará mucho más factible la consecución de los objetivos que como empresa nos hayamos establecido.



Tenemos que indicar que la habilidad y la competencia no son sinónimos. Las competencias son el conjunto de las capacidades relacionadas con el puesto de trabajo al que aspiran, y las habilidades son las características personales del candidato en lo que se refiere al potencial para adquirir nuevos conocimientos y en desarrollar las actividades propias del puesto de trabajo, como pueden ser las visitas comerciales.



Con todo, es evidente que hoy necesitamos formas de reclutar personas que evalúen a los candidatos según su desempeño y en la habilidad de adquirir nuevos conocimientos en gran variedad de situaciones. Con esto tipo de proceso selectivo seremos capaces de obtener informes más coherentes y acertados ante un trabajo específico y conseguir así también tener bases de datos con empleados ideales para cada puesto de trabajo.




Lo que se valora en Recursos Humanos

Si tenemos en cuenta las habilidades y las competencias de las personas que optan al puesto de trabajo, seleccionaremos al mejor talento posible para un puesto específico teniendo en cuenta práctica, teoría y personalidad. Para tomar la decisión correcta debemos evaluar las necesidades exactas de nuestra empresa, y una vez conocidas, hablar con el departamento de recursos humanos para que definan el perfil adecuado según nuestras necesidades.




Proceso de selección

Una vez tengamos definidos los aspectos del puesto de trabajo se realiza el proceso de selección, donde se utilizan todas las estrategias que sean necesarias para conseguir los candidatos más adecuados a las necesidades anteriormente obtenidas.




Las entrevistas y evaluaciones psicotécnicas

Cuando tenemos seleccionados a los candidatos que cumplen todos los requisitos, el siguiente paso es realizar las entrevistas personales, donde se les plantean las exigencias concretas del puesto de trabajo, se evalúan sus competencias y sus habilidades y se hace un estudio psicotécnico.




Elección final

Cuando ya tenemos toda la información necesaria, será el departamento de recursos humanos el que tome la decisión final.




La contratación

Cuando se nos remite la respuesta final con la decisión adoptada el candidato para a formar parte de la empresa, realizando todo el papeleo necesario de formación.



Como ves, un empleado ya no solo es un currículum, y su validez ya no solo se mide por sus méritos académicos, sino que como empresa también tenemos que tener en cuenta su capacidad de adaptación, de motivación y de compromiso con un proyecto común.